Vocabulario del mundo de la cocina

Vocabulario del mundo de la cocina

Sin dudas que en el mundo de los postres, y de la cocina en general, tenemos muchísimo vocabulario con el cual debemos familiarizarnos para entender a fondo todas las recetas con las cuales nos topemos. Por eso en PostresRapidos.net decidí acercarles este recurso tan importante, así que aquí, en orden alfabético les dejo las principales palabras que debemos aprender para ser excelentes en la cocina.

Abrillantar: dar brillo con jalea, huevo, manteca, grasa, gelatina o cualquier ingrediente que se preste para tal fin.

Aderezar: es cuando agregamos sal, aceite, vinagre, especias o cualquier condimento a ensaladas u otras preparaciones, por lo general frías. Se trata de dar gusto a la comida.

Adobar: es cuando colocamos una pieza, por lo general de carné, en un preparado con condimentos al cual llamamos adobo. Sirve tanto para dar gusto, ablandar o simplemente conservar.

Adobo: es la preparación que usamos para adobar. Puede incluir múltiples condimentos o especias, tales como vinagre, aceite, sal, pimienta, etc.

Amasar: trabajar una masa con las manos.

Aplastar: reducir el espesor de una preparación, con las manos o por medio de algún utensilio.

Arropar: tapar con un paño una preparación con levadura para facilitar su fermentación.

Asar : cocinar un alimento en el horno, parrilla o asador.

Bañar: cubrir una preparación totalmente con una salsa o crema líquida, pero lo suficientemente  espesa como para que permanezca.

Baño María: cocinar una preparación en un recipiente pero no directamente en el fuego, sino con otro recipiente con agua, el cual sí está sobre el fuego y transfiere el calor del agua al recipiente donde tenemos la preparación.

Batir: mezclar enérgicamente una preparación con varillas batidoras con el fin de airearla y conseguir una consistencia o densidad especial.

Blanquear: cocinar una preparación en agua hirviendo como un proceso previo a su cocinado.

Caramelizar: untar un molde o cubrir una preparación con azúcar a punto caramelo.

Cobertura de chocolate: chocolate rico en manteca de cacao que sirve para cubrir o envolver diversas preparaciones o postres.

Cocinar: llevar una preparación, ya sea al horno, en agua o plancha, al calor para conseguir una transformación en su consistencia o gusto, y a la vez hacerlo más digerible.

Corregir: modificar un sabor dominante en una preparación agregando otro ingrediente.

Crocante: cuando una preparación es resistente al diente, por lo cual cruje.

Decantar: suprimir las impurezas o cuerpos extraños de un jugo, salsa, aceite, aderezo, caldo u cualquier otra preparación líquida.

Decorar: embellecer con adornos un postre o preparación como decoración.

Desmoldear o desmoldar: sacar un preparado del molde del cual se conserva la forma.

Dorar: cubrir o pincelar con huevo batimos una masa o pasta para que se dore durante su cocción. También puede referirse a dar calor en la superficie de una preparación, ya sea con grill o horno común, para que tome color dorado.

Emborrachar: empapar en algún licor, o vino, o almíbar un postre, generalmente algún bizcochuelo o biscocho.

Empanar: rebosar en harina o pan rallado y huevo una o dos veces.

Emplatar: llevar una preparación, ya sea postre o no, a una fuente para servir.

Forrar: cubrir las paredes internas de un molde con alguna pasta o preparación dejando un hueco en el centro para rellenar.

Enfondar: forrar el fondo de un molde o tartera.

Enmantecar: untar con mantequilla el interior de un molde o tartera.

Enharinar: cubrir de harina la superficie interna de un molde o tartera, o la superficie de una preparación.

Espolvorear: cubrir con algún polvo una preparación en forma de lluvia.

Espumar o desespumar: quitar con una espumadera las impurezas que floten en una preparación liquida mientras la cocinamos.

Estirar: trabajar una masa con rodillo o directamente con las manos para hacerla más fina.

Filetear: cortar un ingrediente en capas delgadas y alargadas.

Flamear: pasar por llama, sin humo.

Freír: introducir en una cacerola o sartén con aceite o grasa hirviendo para cocinarlo.

Glasear: obtener una capa lisa y brillante en la superficie de una preparación, cubriéndola por ejemplo con un glase, que se prepara con azúcar glass o impalpable.

Gratinar: hacer tostar a horno fuerte o grill la capa superior de una preparación.

Guarnecer: acompañar un alimento principal de otros en menores proporciones, los mismos reciben el nombre de guarnición.

Helar: congelar a menor temperatura de 0° C.

Hervir: cocinar por inmersión en un líquido en ebullición.

Infusión: resultado de añadir agua hirviendo sobre una planta aromática para extraer su color, aroma y sabor.

Juliana: forma de cortar en tiras cualquier ingrediente.

Levadura: fermento en polvo o prensado que cumple la función de aumentar el volumen de la masa en la que se aplique. Utilizada en diferentes bizcochos y panes.

Macedonia: mezcla de legumbres o frutas cortadas en cubos.

Macerar: poner en remojo alimentos durante un tiempo para que adquieran sabor y aroma.

Mojar: agregar a una preparación el líquido necesario para su cocción.

Montar: sinónimo de batir. También puede referirse a colocar alimentos sobre un plato o fuente.

Pasado: punto de los alimentos crudos que bordean el punto de descomposición. También puede referirse a un alimento que sobrepaso su punto de cocción.

Perfumar: aromatizar.

Picar: cortar un ingrediente finamente.

Prensar: poner unos pesos apropiados encima del preparado para comprimirlo, o directamente poner en un molde prensa.

Racionar: dividir en porciones o fracciones para su distribución.

Rallar: desmenuzar por medio de la máquina ralladora o rallador manual.

Rebozar: cubrir con una ligera capa de harina y otra posterior de huevo batido, antes de freírlo.

Reducir: disminuir el volumen de un preparado líquido por evaporación al hervir, para que resulte más sustancioso o espeso.

Reforzar: Añadir a una salsa, sopa o similar, un preparado que intensifique su sabor o color natural.

Refrescar: poner en agua fría, inmediatamente después de cocido para cortar la cocción rápidamente.

Relleno: es un picadillo o pasta que se utiliza dentro de varias preparaciones.

Remojar o embeber: sumergir en un líquido un alimento que vamos a consumir, para ablandarlo o darle sabor.

Repostería: relativo al arte de la elaboración de postres o tortas.

Ricota: es un queso suave, cremoso y sin sal, originario de Italia. Se usa tanto en postres como en alimentos salados.

Sal: es el nombre común del cloruro de sodio. Se utiliza para dar mejor sabor a los alimentos salados.

Salsa: es un aderezo líquido, dulce o salado, que se sirve con la comida para complementarla o adornarla.

Salsear: cubrir de salsa o jugo, por lo general al ser servido.

Saltear: cocinar total o parcialmente a fuego moderado o fuerte para que quede dorado en el exterior pero no pierda el jugo en el interior.

Sandwich: consisten básicamente en 2 capas de pan o galleta que encierra un relleno dulce o salado.

Savarín: molde con forma de tubo.

Scone: pancito suave, hecho con harina, manteca, sal, polvo leudante y algo de líquido. Cocinado en horno caliente, servidos cortados por la mitad untados con mantequilla o mermelada.

Sopa: comida  líquida que se obtiene cocinando vegetales o carnes en agua hirviendo.

Souffle: es una mezcla de yema y otros ingredientes que antes de cocinarse se añaden claras batidas a punto nieve, por lo cual obtiene una consistencia espumosa.

Tamizar: separar con un tamiz o cedazo las partes gruesas. Convertir en puré un alimento sólido, usando un tamiz.

Tarta: es una preparación de masa, grande o chica, rellena con preparaciones diversas, tanto dulces como saladas.

Torrejas: postre típico de la cocina española.

Trabajar: remover o amasar una masa o género para conseguir homogeneidad.

Vino: bebida con contenido alcohólico que se obtiene de la fermentación del jugo de uvas. Es muy antiguo y consumido desde épocas inmemoriales.

Menu Principal